viernes, 6 de julio de 2012

Hacia la luz azul: Capítulo 5

Hola soñadores!!^^ Os traigo otro capitulo de esta novela^^


Capítulo 5
—¿Lo dices en serio?
—Tan en serio como que me llamo Jasper. Y ahora será mejor que vayamos a clase si no queremos llegar tarde.
Fuimos a clase de matemáticas y nos sentamos juntos. Al poco rato entró Jake, seguido de la profesora. No conseguí prestar atención, solo podía pensar en una cosa: Sophie. Estaba claro que había sido ella, solo podía haber sido ella.
Cogí mi bolígrafo favorito y empecé a escribir una lista en la libreta:
¿Cuándo fue la última vez vi a Sophie?
En las rocas, antes de que todos nos separásemos.
¿Por qué lo haría?
Porque la odia.
¿Quiénes más faltaban?
Claire, Alysson, Andrew, Bryan, Charlie, Chelsea, Connor, Dylan, Elizabeth, Eric, Tim, Evelyn, Ethan y Sam.
¿Qué podían estar haciendo en esos momentos?
Claire: estaba enferma, en casa.
Del resto no lo sé, pero es imposible que fuese Alysson.
La clase se acabó y los alumnos salieron sin que me diese cuenta.
—Ha sido Sophie —le dije a Jake en cuanto estuvimos los tres solos.
—¿Cómo lo sabes?
—¿Tú la viste buscándola? Porque yo no y te recuerdo que sienten un odio mutuo desde sexto curso.
—Pero eso no significa que fuese ella.
—No tiene una excusa creíble —seguí argumentando.
—No es que no quiera creerte Annie, pero creo que el hecho de que la odies tanto como Emily ha hecho que creas ciegamente que ha sido ella, sin pensarlo.
—Eso no es cierto —la rabia empezaba a inundarme la voz.
—Hablemos con todos, ¿de acuerdo? Con todos los de la lista y quizás saquemos algo en claro.
—Vale, pero Jasper nos ayudará.
—Me parece bien.

*****
Hacía días que no parabamos de preguntar a la gente. La gente nos tomaba por locos. Sólo los que habían conocido a Emily de verdad nos apoyaban. Hoy es sábado. Emily ya lleva tres semanas aproximadamente en coma. Y al parecer puede pasar mucho más tiempo hasta que despierte. Tenemos algunos “testimonios”, si es que se le pueden llamar así, que nos aseguran que tenemos que reducir la lista de quince que teníamos.
Como ya dije Claire estaba enferma, Sophie estaba con Sam (no es que me lo crea, pero Sam lo corrobora), al parecer ella y Sam se alejaron hasta la punta opuesta de donde estábamos nosotros y no se enteraron de nada hasta que empezaron a oír que la buscábamos, unos minutos antes de que llegase la policía, y al enterarse de todo se fueron a casa; Alysson sí la buscó aunque no la vimos, se fue a buscarla por la parte por la que bajamos a la playa, por eso nosotros, que la buscamos por la playa, no la vimos, (he de decir que de ella era de la que menos sospechaba, siempre ha sido muy simpática con Emily y conmigo y además fue a verla al hospital dos días después de que nos enterásemos de que estaba en coma). Andrew, Tim, Bryan, Charlie y Dylan se habían alejado también bastante, para poder darse un baño sin que los profesores les pillasen, y también se enteraron tarde; a Chelsea, Connor y Elizabeth tampoco los vimos, aunque sí que estaban buscándola. Eric, Evelyn y Ethan son los únicos de los que no hemos podido sacar nada en claro. Según han dicho ellos descubrieron una cascada, que supongo que sería en la que estuvimos nosotros, y con el ruido no se enteraron de nada, lo que resulta extraño porque para llegar hasta allí hubiesen tenido que vernos salir corriendo, cosa que no ocurrió.
Lo cierto es que no sé  por dónde continuar, no saco nada en claro. ¡Oh, vamos Emily! ¿Por qué no te despiertas de una vez y se acaba todo este suplicio?
Oigo como suena un teléfono. La música me suena, aunque no le presto mucha atención. ¡Espera un momento! ¡Pero si es mi móvil! Me falta tiempo para salir corriendo hacia mi habitación y contestar.
—¿Sí?
—¿Estabas despierta? —Es Jasper.
—Sí, hace rato.
—Menos mal. Oye que estaba pensando en si quedábamos esta tarde para dar una vuelta.
—Pues… iba a ir a ver a Emily. ¿Qué te parece si pasas a buscarme con la moto, vamos a verla un rato y después nos vamos a algún sitio a comer?
—Perfecto, en quince minutos estoy allí. —Cuelga.
Me visto y me termino de preparar y antes de que me dé cuenta Jasper ya está tocando el timbre.
—Mamá, papá, me voy. Volveré por la tarde, no vengo a comer. —Me despido.
—Pásalo bien, cariño.
El hecho de que sienta que mis padres prácticamente no se preocupan de lo que haga o deje de hacer, véase arriba.
—Hola, niño guapo —le saludo.
—Hola, chica guapa —me sigue el juego y me monto detrás de él en la moto.
Me abrazo a él para no caer y dejo que el viento me dé en la cara. Pierdo la noción del tiempo y en menos tiempo del que espero ya estamos en las puertas del hospital. Bajó de la moto y voy subiendo mientras Jasper se dedica a buscar un sitio dónde poder aparcar.
Subo a su habitación y saludo al chico de la entrada, el mismo chico al que Mike amenazó. Cuando llego veo que Jake ya está aquí. ¿Es que acaso lo dudabas?, me digo a mí misma. Voy entrar, pero oigo como habla con alguien.
—¿Con quién hablas, Jake?
—Con Emily, está aquí a mi lado.
Se me abren los ojos como platos. ¿Pero es que está loco? ¿Es que no ve que Emily está todavía dormida?
—Jake, cariño —digo con suavidad—. Emily está ahí —digo señalando la cama—. Está dormida.
—Que no, que está aquí a mi lado, ¿no la ves?
—Jake, Emily está acostada en su cama.
—Ya lo sé, pero la veo aquí a mi lado, creo que veo su espíritu o fantasma, como quieras llamarlo.
—¡¿QUÉ?!


0 soñadores:

Publicar un comentario